Si quieres prescindir de los desodorantes convencionales plagados de tóxicos y sustancias perjudiciales, te propongo ésta receta sobre todo porque es muy efectiva y rápida de hacer.

Es cierto que la textura puede desagradar, pero si lo que buscas es que funcione, ésta es tu receta. Además, si te estás iniciando en la cosmética natural, te encantará saber que todos los ingredientes puede que ya los tengas en tu cocina, o como mucho, tendrás que ir al supermercado más cercano para hacerte con ellos.

Otro aspecto muy positivo de éste desodorante es que NO ES ANTITRANSPIRANTE, y digo que es positivo, porque es muy importante que el desodorante que utilicemos permita que nuestra piel respire, que transpire el sudor para poder eliminar las tóxinas. Esta receta nos permitirá que sigamos sudando pero eliminando el mal olor tan incómodo para todos.

Además, sirve tanto para hombre como para mujer.

Éste desodorante se aplica con los dedos, lo cual favorece enormemente la autoexploración, tan importante sobretodo para la mujer. Así, todos los días comprobaremos que nuestra piel y nuestro cuerpo está en perfecto estado.

INGREDIENTES:

  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite de coco
  • Aceite esencial de limón

PROCEDIMIENTO:

  1. Mezclamos todos los ingredientes: primero, un par de cucharadas de bicarbonato. Después, añadimos el aceite de coco que necesitemos hasta que nos guste la textura. Por último, añadimos unas gotitas de aceite esencial de limón.
  2. Removemos bien y envasamos en un botecito para su aplicación.
  3. Aplicamos con los dedos.