Es una de las mascarillas que siempre recomiendo. Mejora visiblemente tu cabello seco y apagado desde la primera aplicación, es muy fácil de preparar, y además seguro que los ingredientes ya los tienes en tu cocina. ¡Tu cabello nunca volverá a ser el mismo!

Los ingredientes que utilizamos tienen muchísimas propiedades beneficiosas para nuestro cabello, sobretodo si lo tienes seco, aspero, apagado o fosco. El huevo nos aportará toda la proteína que nuestro cabello necesita. El aceite de oliva, batido con el huevo, formará una emulsión que permitirá que no tengamos esa sensación grasa que nos provocaría si nos echáramos el aceite solo. Por último, el vinagre de manzana equilibrará el PH del cuero cabelludo, haciendo que esté muchísimo más sano y brillante.

En cuanto a la utilización, si tenéis el cabello muy muy seco, podemos hacerlo una o dos veces a la semana. Con esto conseguiremos grandes resultados. una vez que ya tengamos el cabello sano, podemos utilizar ésta mascarilla una vez al mes a modo de mantenimiento.

Si tienes el cabello muy graso, mejor aplica este remedio de medios a puntas; si no, puedes hacerlo desde la raiz hasta las puntas sin ningún problema.

¡Ahora solo queda que tu y tu cabello lo disfrutéis!

INGREDIENTES:

  • 1 huevo
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre de manzana

PROCEDIMIENTO:

  1. Batimos todos los ingredientes con una batidora.
  2. Con el cabello seco aplicamos y dejamos actuar durante 2 horas antes de lavar con agua tibia.

¡Acordaos de lavaros el cabello con agua tibia o fría! Recordad que lleva huevo, y el huevo con el agua caliente se cuaja y se hace tortilla.