El Llantén es una planta muy pequeña que crece a ras del suelo, característica por sus hojas alargadas y de un verde intenso.

Tiene una gran concentración de vitamina C, sobre todo cuando está florecida. Para aprovecharnos de sus beneficios, podemos usarla:

  • Como un tónico facial, mediante una maceración en agua fría.
  • Como cicatrizante de heridas, machacando sus hojas y aplicando directamente sobre la piel.
  • Como calmante de irritaciones, dando un golpe de cocción a las hojas y colocándolas calientes sobre la piel.

También tiene propiedades emolientes y regenerantes debido a su gran cantidad de mucílagos, por lo que una infusión de la planta resultara perfecta como fase acuosa en cualquiera de nuestras cremas en cosmética natural.

Cápsula de la serie de mini vídeos “Las Plantas de la Cosmética Natural”, grabado para Canal Decasa.