Conocido comúmente como Tomillo Borriquero, es una variedad de Lavanda (Lanvandula Stoechas). Se caracteriza por sus flores que se agrupan en una espiga cuadrangular, y por las dos hojas de color morado que salen al final.

Un ramillete de sus flores puede ser usado como repelente de insectos, por su aroma intenso. O bien, se puede colocar cerca de la cama ya que tiene propiedades sedantes y tranquilizantes.

Además, podemos macerar sus flores:

  • En alcohol y utilizarlo para ayudar a desinfectar y cicatrizar heridas.
  • En un aceite vegetal y utilizarlo para suavizar cicatrices ya existentes.

Cápsula de la serie de mini vídeos “Las Plantas de la Cosmética Natural”, grabado para Canal Decasa.