Antes de tirar una cosa, ¿por qué no darle una vuelta?

De todos los jabones que usas al año, guarda los últimos trocitos que son tan difíciles de usar. Cuando tengas suficientes, podrás juntarlos para hacer un jabón nuevo.

 

¿Quieres ver cómo? ¡Dale al play!

PROCEDIMIENTO:

  1. Corta en trocitos pequeñitos todos los jabones y colócalos en un recipiente.
  2. Añade aproximadamente un 10% de su peso en agua.
  3. Coloca a baño maría hasta que esté derretido.
  4. Vierte la mezcla en un molde y espera hasta que esté seco para desmoldar.