El Tomillo es un pequeño arbusto muy común en los campos españoles, y se caracteriza por sus hojas verdes, puntiguadas y muy pequeñitas; y sobretodo por su intenso y penetrante aroma.

Tiene propiedades bactericidas, antisépticas y balsámicas: Una infusión de la planta aplicada sobre una herida, ayudará a que cicatrice más rápidamente; o bien, para tratar acné se puede utilizar una infusión alcohólica.

También se puede añadir al agua del baño en puñados generosos, para tratar dolores reumáticos, articulares, musculares, o simplemente para fortalecer el sistema inmunológico.

Cápsula de la serie de mini vídeos «Las Plantas de la Cosmética Natural», grabado para Canal Decasa.