¡Hola! hoy te traigo una receta especial para el verano, para tenerla lista por si nos pica un mosquito. Además de ser muy efectiva es preciosa. Tiene un color rosado que enamora.

Simplemente tenemos que ponernos un poquito sobre una picadura para ver cómo casi al instante baja la inflamación y se reduce la picazón.

Te cuento paso a paso cómo se hace. Para esta receta vamos a utilizar calamina, que es un medicamento esencial según la OMS. Se obtiene a través de la mezcla de óxido de zinc y óxido de hierro rojo. No lo utilizaremos puro, sino que haremos una mezcla con base de cera de abeja, lanonina y aceite de caléndula.

La cera de abeja al igual que la lanonina son productos de origen natural .La cera de abeja se puede sustituir por cera candelilla. Y la lanolina se puede sustituir por más aceite, olivem 900 o bien, más cera.

El aceite de caléndula calma y suaviza la piel. También podemos usar aceite de árnica o de hipérico sobre todo si vamos a utilizar el ungüento después de una exposición solar, para quemaduras. Ya que ayudan a reducir la inflamación de la piel.

Lo primero que tenemos que hacer es poner en un recipiente resistente al calor 2 cucharaditas y media de óxido de zinc. Para ello utilizaremos una mascarilla para evitar inhalar el polvo.

A continuación añadimos una pizca de óxido de hierro rojo.

Lo removemos todo muy bien con el mortero y así obtendremos calamina.

Añadimos 16 cucharaditas de aceite de caléndula.

Y ahora lo removemos todo muy bien, para que se haga una buena mezcla y se integren todos los ingredientes. Una vez que se haya mezclado nos podemos quitar la mascarilla. Ya no hay posibilidad de inhalar polvo.

Vamos a rebañar muy bien los bordes para aprovechar todo el producto.

Ahora vamos a añadir la 1cucharadita de lanolina.

Añadimos 1 cucharadita de cera de abeja.

¡Me encanta el sonido al caer la cera de abejas!

Ahora lo vamos a introducir al baño maría y dejamos que se derritan bien los ingredientes.

Para añadir los aceites esenciales, no lo haremos directamente. Esperamos a que llegue a una temperatura de 40º C.

Y ahora sí, añadimos los aceites esenciales: 10 gotas de aceite esencial de lavanda y 10 gotas de aceite esencial de menta.

Removemos de nuevo y ya lo podemos envasar. Nos va a durar un año aproximadamente.

Alcanzará la textura final pasada la primera hora. ¿maravillosa verdad?

Ahora… ya lo tenemos listo para aplicar en la piel. Notarás como te alivia y refresca.

Espero que te haya gustado. ¡Te mando un fuerte beso!

Y aquí te dejo el enlace para que puedas ver el vídeo completo en Youtube.